¿Qué es el Visual Thinking y cómo usarlo?

Aurora Pérez

Sales Material & Sales Analytics Local Sales Manager

El Visual Thinking o pensamiento visual son un conjunto de herramientas visuales que “se lo ponen fácil al cerebro” para que lo que queremos comunicar llegue mejor a nuestro público.

Si a nuestro discurso habitual, le añadimos unos pocos dibujos sencillos y fáciles de hacer, nuestro mensaje se va a recordar más y mejor. Porque al unir lo visual y lo verbal aumentamos la posibilidades de que nos entiendan y nos recuerden.

Para conseguir este impacto, no tenemos que dibujar “bien” ni tenemos que hacer arte. Se trata de usar dibujos simples y fácilmente reconocibles para apoyar nuestra idea.

Según Dan Roam, experto en visual thinking  y autor del libro “Tu mundo en una servilleta” el proceso del Pensamiento Visual es la capacidad innata para descubrir, desarrollar y compartir ideas mediante el uso de dibujos.

“No existe mejor forma de constatar que realmente sabemos algo que dibujándolo.”

¿Por qué funciona?

El pensamiento visual funciona porque nuestro cerebro está mejor diseñado para descifrar imágenes que para descifrar palabras o textos. El 75% de nuestras neuronas sensoriales son visuales, de manera que si comunicas con apoyo visual, lo que digas va a ser entendido más rápido.

Si únicamente usas la palabra, sólo un 10% de las personas que te escuchen van a acordarse de tu mensaje al cabo de 3 días. Si, en cambio, te apoyas con un dibujo, tu mensaje se va retener un 65%. Esto es lo que se llama “Picture supperiority effect”  

Orígenes

El pensamiento visual ha existido siempre, las pinturas rupestres fueron las primeras pruebas de un modo de pensar y de comunicarse mediante dibujos.

Pero si lo traemos a la época actual, el concepto de “visual thinking” lo cita por primera vez Rudolf Arnheim, escritor y filósofo alemán, en el año 1969 en su libro “Visual Thinking”. Lo que nos explica, es que hay otras formas de aprender basadas en los sentidos, por ejemplo a través de la vista.

Pero, y ¿Por qué ahora está tan de moda?

Actualmente recibimos multitud de información, cada uno de nosotros estamos sobreexpuestos a una cantidad tremenda de información, mucha más de la que podemos procesar.

Se estima que una persona recibe 3.000 impactos de publicidad al día, que cada día se envían 60.000 millones de mensajes de Whatsapp, que cada minuto en Twitter se envían 456.000 tuits, y se publican 46.749 fotos en Instagram (*)… La cantidad de información que recibimos cada uno de nosotros al día es interminable.

*Fuente : https://milcapeguero.com/2017/07/internet-cada-minuto/

Esto se conoce como “Infoxicación” o data smog, término acuñado por David Shenk, periodista estadounidense, que en 1997 escribió el libro “Data Smog” en el que explicaba cómo la gran cantidad de datos disponibles en Internet dificultaría la detección y la separación de los hechos de la ficción.

Estamos en la era de la “infoxicación” debido a tanta información. No podemos procesarla, apenas entenderla, no podemos asimilar toda la información que se genera a  nuestro alrededor… Por lo que muchos mensajes decidimos no escucharlos, no almacenarlos ni recordarlos. Dejan de ser importantes para nosotros.

Las herramientas de Visual Thinking, al hacer que tu mensaje sea más fácil de recordar y de entender, suponen una diferencia positiva a la hora de comunicar tu idea.  

Si recuerdas lo que comentamos al inicio del artículo, el pensamiento visual “se lo pone fácil” al cerebro, y ponérselo fácil en una situación de saturación de información es una ventaja competitiva para ti y para tu mensaje.

Vale…, pero ¡Yo no sé dibujar!

A estas alturas y con todos los datos y estadísticas que hemos visto, ya te debo haber convencido ☺ de que añadir un dibujo a tu mensaje lo va hacer más memorable… Ahora estarás pensando:“Vale, ¡pero es que yo no sé dibujar!” Nada más lejos de la realidad.

Cuando eras pequeño no tenías miedo a dibujar y ni se te pasaba por la cabeza que lo hicieras mal. Nosotros mismos nos limitamos, todos somos capaces de dibujar, porque básicamente se trata de observar y practicar, lo que pasa es que dejamos de dibujar cuándo éramos pequeños y no lo hemos vuelto a hacer, y al dejar de practicar perdemos la habilidad.

Pero todos somos capaces de hacer líneas, cuadrados, círculos, flechas…, que son los elementos básicos de las herramientas de visual thinking. Recuerda que se trata de dibujar cosas sencillas, fácilmente entendibles y universales, para apoyar tu discurso y comunicar mejor, no se trata de hacer arte, no se tiene que dibujar “bien”.

¿Cómo comienzo?

Apoya tu mensaje o discurso con dibujos hechos por ti, a mano, sencillos y universales.

Tienes que construirte tu propio diccionario visual, tus propios dibujos y sentirte cómodo con ellos, por lo que tendrás que practicar y repetirlos una y otra vez. Con la práctica, verás que cada vez te salen mejor y más rápido.

Comienza con:

1. Formas básicas. Cualquier cosa que quieras dibujar lo puedes hacer combinando estas formas básicas.2. Pictografías e ideografías: Un Ideograma es la representación gráfica de ideas mientras que un pictograma es la representación “textual” de algo, es decir, que representa el objeto tal cual es. Lo verás más fácil con esta imagen.

3. Personas: dibuja y usa la persona que te sea más fácil hacer, pero fíjate en que todas ellas se hacen con simples trazos y tienen que ser muy, muy simples. Practica hasta sentirte cómodo y hacer que “tu persona” pueda saltar, caminar, correr…  Hay diferentes tipos: persona palo, persona cuadrado, persona estrella y persona fantasma.

¡Aplícalo en tu día a día!

Si estás con un compañero, dibújale lo que le quieres explicar en una libreta o en una pizarra; si estás en una reunión, usa un dibujo grande para guiar la reunión, de esta manera los participantes tendrán ideas más creativas y participarán más.

Toma apuntes visuales de las reuniones a las que vayas. Introduce imágenes en tus notas personales y, de esta manera, cuando vayas a explicar tu discurso te sentirás más confiado.

“Hacer mucho y mejor con menos”

Recuerda que no se trata de hacer arte, sino de comunicar con dibujo.

¡Espero que te animes a usarlo en tu día a día! ☺

Facebook Comments