¡Sentirse bien a la vuelta es posible!

Olga Llado

Training & Development Manager en Schibsted Spain

Trabajo en vacaciones

Volver al trabajo después de las vacaciones puede convertirse en algo agradable. Tras haber disfrutado y desconectado durante nuestro tiempo libre en verano, toca volver a los hábitos que nos acompañarán durante el nuevo periodo.

Te damos algunas pistas para aliviar el llamado «síndrome post-vacacional» que te ayudarán a reincorporarte al trabajo y afrontar la vuelta positivamente.

  1. Vuelve al trabajo entre semana y con actitud positiva. Si puedes, planifica las vacaciones para reincorporarte a media semana. Regresar unos días antes de la vuelta al trabajo y retomar tus horarios y rutina habituales para prepararte física y mentalmente facilitarán que te reincorpores con una actitud serena y positiva.
  2. Organízate el trabajo de los primeros días. Es normal que a la vuelta al trabajo tengamos largas listas de emails, trabajo y tareas atrasadas… Para optimizar el tiempo y sentirte tranquil@, organiza el trabajo de los primeros días, prioriza las tareas más importantes, empieza por las que sean más sencillas y gratas para ti y fíjate objetivos realistas.
  3. Rompe tu semana con lo que más te gusta hacer. Seguir disfrutando de actividades lúdicas y gratificantes entre semana te ayudará a compaginar ocio y trabajo. ¿Y si pruebas una nueva actividad o planificas algo fuera de lo habitual…? Aprovecha el tiempo de descanso o de las comidas para hacer lo que más te gusta y con quien te lo pases mejor.
  4. Disfruta y comparte los buenos momentos. Fíjate en lo bueno que te pase cada día, ríete a carcajada limpia, disfruta de los momentos más distendidos, agradece los pequeños detalles y compártelo con tus compañeros. Apoyarte en tus amigos y familia hará que la reincorporación al trabajo sea más llevadera.
  5. Cuídate. Los hábitos saludables: mantener una dieta equilibrada, hacer ejercicio, dormir unas ocho horas diarias, etc. nos dan energía positiva haciendo que también estemos de mejor humor.
  6. Da un aire nuevo a tu lugar de trabajo. Reorganiza tu escritorio, cambia el fondo de pantalla o aprovecha para ordenar tus recuerdos de las vacaciones. El bienestar en el lugar de trabajo también pasa por el orden y el dinamismo. Un soplo de aire fresco te vendrá bien.

También recuerda que el «síndrome post-vacacional» es pasajero, así que tranquil@: con actitud positiva y un poco de tiempo todo volverá a la normalidad. Y a aquell@s que tengáis niños, también os tranquilizará el hecho que los peques pronto empezarán el cole… 🙂

Para que la transición de las vacaciones al trabajo no sea tan dura, lo más importante es que ese cambio sea lo menos brusco posible: céntrate en lo positivo de la vuelta al trabajo y disfruta de los buenos momentos, tanto los pasados durante las vacaciones como los nuevos proyectos personales y profesionales que vienen por delante.

¡Esperamos que estos consejos te resulten útiles y tengas una buena vuelta al trabajo!

 

Facebook Comments