Cómo destruir tu reputación en redes sociales

Erasmo López

Social Media Strategist en Schibsted Spain

redes sociales

Construir una buena reputación online puede llevar mucho tiempo, pero estropearla y tirar por la borda todo el esfuerzo que hayas puesto en ello puede ser cuestión de un simple clic.

1. Piensa antes de actuar

Publicar algo que pueda resultar desafortunado, violento o irrespetuoso no tiene vuelta atrás. Hacer like, retuitear o compartir una frase o imagen desafortunada está a un clic de distancia y el efecto negativo sobre tu reputación o imagen digital puede ser irreparable.

Las disculpas posteriores servirán, pero el daño estará hecho.

2. No te fíes de la privacidad de las redes sociales

Ahórrate un problema y no publiques cosas que puedan perjudicarte. Aunque tengas todos los filtros de privacidad activados, tu intimidad se puede violar con una simple captura de pantalla. Alguno de tus “amigos” o contactos puede pensar que esa foto donde sales borracho es muy divertida y, sin mala intención, hacer una copia. Luego compartir esa copia en su cuenta y darle alas. Esa imagen puede llegar a viajar hasta donde nunca imaginaste, sin ser violada la privacidad de tu cuenta.

Si no quieres que alguien lo sepa, no se lo cuentes a nadie y menos lo publiques en Facebook.

3. No descargues tu ira en las redes sociales

¿Eres de esos que se plantan con un altavoz gigante en medio de la plaza mayor del pueblo a gritarle al mundo todas las cosas que le desagradan de lo que ha visto en televisión esa noche? Hacer público tu enfado está permitido, sólo cuida el lenguaje y el tono que utilices. No pierdas la perspectiva. Evita los exabruptos. Mantén la compostura.

Lo que publiques quedará ahí para siempre. Un par de minutos de reflexión antes de tomar cualquier decisión y comenzar a escribir suelen ser suficientes. Siempre es mejor prevenir antes que curar.

4. El sarcasmo ES divertido hasta que alguien no lo entiende

No esperes que todo el mundo comprenda ese sentido del humor tan especial que crees que tienes. Algunas personas son más serias que tú. Incluso te encontrarás con individuos absolutamente serios a los que tu chiste o comentario sin mala intención les puede afectar y mucho. Las culturas son diferentes y lo que para ti puede ser muy gracioso, para otro puede ser el mayor de los insultos.

La empatía también debes aplicarla a las redes sociales, no sólo la utilices en el contacto cara a cara.

Las redes sociales son herramientas de comunicación que están para que les saques partido. Utilizadas de buena manera, pueden ayudarte a mejorar tu imagen digital, tu reputación online y hasta servirte de trampolín en la búsqueda de empleo. Pero usadas sin considerar te perjudicarán irremediablemente. Sé consciente de lo que haces y de lo que compartes.

Sólo me queda darte un último consejo: “Actúa en las redes sociales como si tu madre te estuviera viendo porque lo más probable es que así sea”.

Facebook Comments