‘People Driven’: un principio ‘win-win’

Robert Serrat

Organization and People Development Manager en Schibsted Spain

Corporate Wellness

Situar a las personas en el centro de la compañía como motor de la organización es una práctica llevada a cabo cada vez por más empresas. Para hacerlo, es imprescindible que su bienestar sea una prioridad en la toma de decisiones: ser ‘People Driven’ significa creer en las personas como principal valor de la empresa y entenderlo como un factor diferencial.

Por ello, las políticas que se lleven a cabo desde cualquier compañía deberían estar orientadas a la conciliación y satisfacción laboral de los empleados. Una opción para cuidar su bienestar y felicidad es a través del ‘salario emocional’, es decir, dar a las personas mucho más que dinero. Se trata de establecer una relación ‘win-win’ en la que empresa y empleado salgan ganando: si la organización da, también recibe. Sin duda, cuanto más feliz se sienta un empleado más entusiasmado estará con su trabajo, lo que revertirá en los resultados empresariales.

Tres claves para la eficacia de las políticas People driven

Para implementar este tipo de políticas hay que tener claras varias premisas que garantizan la eficacia de su aplicación. Entre ellas, podemos destacar tres básicas:

  1. Estrategia top-down: Debe tratarse como un movimiento de arriba hacia abajo, que la directiva crea y apoye este tipo de iniciativas y predique con el ejemplo. En Schibsted Spain, por ejemplo, instalamos una consola que al principio nadie se atrevía a usar hasta que lo hizo el director general.
  2. Escuchar, escuchar y escuchar: Se pueden hacer muchas cosas, pero centrarse en lo que la gente quiere y valora es clave. Una buena opción es lanzar, con cierta periodicidad, encuestas de clima que permitan analizar y sacar conclusiones de las respuestas. En nuestro caso, la hacemos cada tres meses.
  3. Personalizar y segmentar: Lo que un colectivo valora puede ser muy diferente de lo que otro espera. Por ello, es importante ofrecer actividades para todo tipo de personas para que todo el mundo se sienta cómodo. Por ejemplo, en nuestra compañía los perfiles técnicos tienden a valorar más las actividades lúdicas que les permiten desconectar (como el billar o el futbolín), mientras que las clases que yoga están frecuentadas, sobre todo, por personas con puestos que requieren estar conectado a las herramientas de trabajo durante un largo rato.

La cultura del bienestar en Schibsted Spain

En Schibsted Spain ponemos el foco en la sensibilización. De forma periódica lanzamos campañas orientadas a promover la adopción de hábitos saludables entre nuestros empleados: nos hemos adherido a campañas como la de Movember o el día de cáncer de mama, entre otros. También hacemos sesiones informativas que incluyen consejos prácticos para adoptarlos en nuestro día a día y en el entorno laboral, sobre alimentación saludable o ejercicios posturales para cuidar la espalda.

En InfoJobs, por ejemplo, cuando empezó la crisis económica y todos los pronósticos eran negativos, la compañía apostó fuerte por las personas y su bienestar. Para hacerlo, se creó la sala de la Alegría y se instauraron actividades para cuidar el cuerpo y la mente de los empleados. En un momento de incertidumbre fue importante transmitir calma, y los buenos resultados obtenidos avalan esta acción.

Entre los beneficios que ofrecemos a nuestros empleados y que contribuyen a su bienestar contamos con: fruta gratis en la oficina para fomentar una dieta equilibrada, subvención del gimnasio para favorecer la práctica del ejercicio físico, yoga y meditación en la oficina y el pago del seguro médico, entre otras acciones.

Facebook Comments