Cómo evitar el ad blocking

daniel.nunez@scmspain.com'

Daniel Núñez

Head of Advertising Products en Schibsted Spain

adblocking

El ad blocking es una de las palabras de moda en el ecosistema marketiniano digital. En su esencia consiste en que yo, como usuario, escojo no visualizar ni un solo anuncio de publicidad a lo largo de toda mi navegación en la red. Concretamente, es un fenómeno que consiste en descargar una extensión de navegador o app que permite bloquear todos los anuncios publicitarios de las páginas que visito.

A nivel técnico, el ad blocking detecta e imposibilita la carga de scripts que usan las páginas web para la gestión de la publicidad para con sus usuarios. ¿El beneficio para éste? Velocidad en la carga de contenidos digitales y la seguridad de que su privacidad no será invadida con fines comerciales.

ad

El usuario tiene el control

Es como escoger no mirar los anuncios durante la retransmisión de un programa de televisión, escoger no mirar una valla publicitaria en la autopista o escoger no mirar un anuncio impreso en un periódico o revista. Es la consecuencia natural de un hábito tan interiorizado en nuestro interior como el zapping, ir a la nevera en la pausa de la final de la Champions o cambiar de emisora de radio a la que empieza el bloque publicitario. No se puede “ocultar” un spot de televisión, pero puedo escoger no prestarle atención.

En la red, el usuario, como siempre, tiene el control, es el leitmotiv de la fundación de ésta, y es por ello que éste mismo puede escoger no prestar atención a los anuncios publicitarios y “ocultarlos” a su antojo. Tal como reflejan las últimas encuestas, 1 de 4 usuarios deciden voluntariamente ocultar los anuncios publicitarios, indiscriminadamente.

ad2

*Fuente: adaptado de “Estudio sobre el uso de los adblockers en España by Ligatus, IAB & Elogia”, 2016

Por supuesto que un anunciante puede decidir lanzar anuncios en televisión y montar gigantes vallas publicitarias, pero lo que nunca será capaz de medir, al menos no de manera sofisticada, son cosas como la “viewability”.

Hace ya unos años surgió una idea loca que hoy conocemos como internet, y desde sus inicios, no ha hecho más que revolucionar todo aquello que éramos y conocíamos. La industria de la publicidad, como no podía ser de otra forma, también lo ha vivido.

Ahora los medios digitales nos enfrentamos a los ad blockers, un fenómeno que refleja un hábito ya existente en los medios tradicionales pero que gracias a la tecnología, ahora podemos medirlo. Ahora podemos saber cuánta gente decide ignorarnos, voluntaria y conscientemente.

Aquí es dónde radica el gran QUÉ. Hoy en día somos capaces de analizar, medir y calcular cuánto dinero representa este comportamiento. En concreto, Adobe estima que repercute en 22 mil millones de dólares menos ingresados en las arcas de los soportes que pueblan internet.

La publicidad como oportunidad

En Schibsted Spain creemos que el momento es perfecto. Tenemos la oportunidad de cambiar una era, una era de publicidad molesta e irrelevante. Depende solo de nosotros y podemos y debemos hacerlo.

En Schibsted Spain queremos volver a enamorar a nuestros usuarios y recuperar el sentido de la publicidad: ser la mejor manera para descubrir productos y servicios.

Las grandes victorias siempre han venido de la mano de grandes alianzas y colaboraciones. Solo estando cerca de nuestros usuarios, anunciantes y agencias seremos capaces de reimaginar cómo debería ser la publicidad en este mundo híperconectado en el que tenemos la suerte de vivir.

Los usuarios están en total control, como siempre lo han estado. Internet les pertenece a ellos, a nosotros, a ti, a mí. Es algo que la industria debe aceptar.

En Schibsted Spain trabajamos duro reimaginando cómo la publicidad debería tener presencia dentro de la vida de nuestros usuarios solventando necesidades y ayudando. El foco de atención recae sobre el usuario y nuestro compromiso es con y para él. Porque como no podía ser de otra manera, el usuario tiene y siempre tendrá el control.

ad3

Queremos saber tu opinión.

Nos encantaría poder escuchar tu historia y por eso te animo a que nos cuentes cuál es tu experiencia en los comentarios de debajo.

Facebook Comments